NUESTRA HISTORIA: LA UNIVERSIDAD ( I )

Don Juan Téllez-Girón decide levantar su Colegio-Universidad, junto a la Colegiata que también el patrocinara y el Hospital de la Encarnación.

Según la tradición, es el mismo Conde de Ureña, quien hizo los planos, levantando una fábrica de planta cuadrangular, rematada en los ángulos con torres pinaculares, hecha en sillares de piedra color dorado; la piedra fue extraída de canteras cercanas. Destacar los azulejos de las cúpulas de los torreones, que dan un aspecto palaciego al conjunto.
La sencilla portada, un arco de medio punto, está flanqueada por un dintel labrado sobre el cual esta colocada la efigie de la Purísima Concepción de Nuestra Señora, advocación bajo la cuál está la fundación.

Destacar de la Universidad, la Sala de Grados, que según la leyenda, el mismo Conde de Ureña pintó, por eso se le llamo y se le sigue llamando la Girona (por su segundo apellido: Girón). De las pinturas que se conservan en la actualidad, no se puede decir cuales fueron de la mano del conde y cuáles no.

Destacar también el Paraninfo, y su magnifica puerta, por la que se accede. Su techumbre, que se conserva íntegramente, es bellísima, de madera y pintada al estilo plateresco. En las paredes se colocaron y aún permanecen los retratos de los hijos ilustres.

La capilla está situada en la planta baja, enfrente de la Girona, a la derecha de la entrada. En el retablo había siete notables pinturas en tablas, atribuidas hoy a Hernando de Sturmio de las que se conservan cuatros. Destacar también su techumbre de madera, decorada elegantemente.

Comentarios

Entradas populares