NUESTRA HISTORIA: IGLESIA DE SAN CARLOS EL REAL


Se trata de una iglesia de una sola nave cubierta con bóveda de cañón. Fue antigua iglesia de la Compañía de Jesús. Es a la marcha de los Jesuitas cuando la Iglesia es despojada de las mayores obras de arte. En su plebisterio se levanta un retablo barroco del último tercio del siglo XVII, perteneciente a la Hermandad de la Vera-Cruz y que fue allí trasladado tras el hundimiento de San francisco en 1944. El altar Mayor es presidido por las imágenes de San Carlos Borromeo, San Antonio de Padua y la Dolorosa.
Destacar la colección de pinturas del siglo XVIII, que se encuentra en uno de los laterales de la Iglesia, que presentan el martirio de San Laureano, a San Nicolás de Ban, la Virgen de Guadalupe, San Joaquín y Santa Ana, San Juan Bautista y la Magdalena. La Revelación a San Ignacio en Pamplona, está obra es del último tercio del siglo XVII.
El lugar ocupado hoy, por la Casa de la Cultura, biblioteca y conservatorio de música, era el antiguo claustro de este convento.
Tenemos que destacar la originalidad de la Torre, conocida como la de la Compañía.

En noviembre de 2006 y tras casi medio siglo después de permanecer cerrada sus puertas, la Iglesia de San Carlos El Real, se reabre al culto. La rehabilitación del Templo de elevadísimo presupuesto es financiado por los fondos Proder de la Unión Europeo y las aportaciones del pueblo de Osuna. Sería el cardenal arzobispo de Sevilla, Fray Carlos Amigo Vallejo, quien presidiera la ceremonia de bendición de este Templo ursaones.

* Foto: Puerta de acceso al Templo situada en la calle Compañia.

Comentarios

Entradas populares