JUEVES SANTO INVERNAL

Y llego el Jueves Santo y con el, llego el más frio invierno. Eso no fue pesar, para que en los Cantillos del Carmen, estuvieran completos de cofrades y devotos, que querían ver por las calles de Osuna, a Cristo atado a la Columna y Nuestra Señora y Madre de la Soledad, que el año pasado se quedaron en el Convento de los Padres Carmelitas, debido a las incidencias climatologicas.

Cristo atado a la columna, lucia radiantes con la túnica que estrenaba este año, en el sensacional paso de misterio, que desde hace unos años luces. Mientras que Nuestra Señora de la Soledad, lucia tan guapa como siempre, a los sones de la Banda Municipal de Música de Gines.
Luego la calle Sevilla, se convertía en nexo de unión, entre los cofrades que se habían dado cita, en el convento Carmelita y los que se encontraban en la Colegiata. Mientras que unos bajaban, otros subíamos.

Y así fue, vimos a la Hermandad de Jesús Caído en el barrio. Jesús con túnica blanca, tal y como lo vimos ya, en la salida extraordinaria que tuvo hace unos años, fue recibido por sones saeteros, en su llegada a la Plaza de la Merced. El exorno floral que lucia, es el que nos tiene acostumbrado lirios y en la esquina, lucia rosas blancas. Nuestra Señora de los Dolores, fue recibida con una gran petalada, en la confluencia de Luis de Molina y la veíamos un año más, con una estampa de antaño, ya que procesionaba sin palio. El acompañamiento musical corrió a cargo de la Banda de cornetas y tambores San Lluis Bertran de Valencia y la Banda Municipal de Música de Osuna, con la Virgen.

En tanto en cuanto transcurría la noche, el frio se adueñaba de los ursaonenses. Pero a igual que en la salida, los cofrades ursaonenses querían ver el encuentro del Señor con su Madre y eso se producía entorno a la 1 hora de la madrugada, en la Calle del Carmen.

Comentarios

Entradas populares