MARTES SANTO DE ESPERANZA

Esperanza la que tenemos los cofrades de que la lluvia no haga acto de presencia en la recta final de nuestra Semana Santa, siendo el día de hoy, uno de los más críticos. Aunque si tiene que llover que llueva, puesto que falta hace, pero que no sean simples gotas que se limiten a impedir los desfiles procesionales. Hoy por cierto, Miércoles Santo y día de la onomástica de San José, algo que no volverá a ocurrir hasta que pasen varios siglos.

Al final, cuatro años después, la Antigua y Humilde Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo, Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y Nuestra Señora de la Esperanza, pudieron realizar su estación de penitencia sin sobresalto alguno.

Nuestro Padre Jesús Cautivo, Cristo de la Caña popularmente conocido en osuna, fue portado por 24 costaleros a costal, con el acompañamiento musical de la Hermandad.
Destacar el exorno floral del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, a base de flores silvestres como la hiedra con rosas intercaladas, que hacían resaltan aún más la expresión de este Cristo crucificado, de talla anónima y realizado con madera de ácana traída por Cristóbal Colón de América, sobre el excepcional paso gótico. El acompañamiento musical corrió a cargo de la Banda de Música de Alcalá del Valle, que interpreto Cristo de la Agonía, para abandonar carrera oficial.

Por último Nuestra Señora de la Esperanza de San Agustín, que lucia radiante como lo hace cada Martes Santo por las calles de nuestra localidad, que fue acompañada musicalmente por la municipal ursaonense y que llego a su templo entorno a las 3.00 horas de la madrugada.
Entre los estrenos más significativos de la Hermandad un estandarte inspirado en la época fundacional realizado en seda natural y el dorado parcial del paso de nuestra Señora de la Esperanza.


Lunes Santo

Se llevo a cabo, con bastante afluencia de público el Vía Crucis de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia desde el Convento de la Madres Carmelitas hasta la Iglesia del Carmen. La estrechez de las calles, le daba aún mayor sobriedad a este acto de recogimiento hacia el señor.

Comentarios

Entradas populares