PROCESIÓN EXTRAORDINARIA DE MARÍA SANTÍSIMA DEL MAYOR DOLOR

Eran las siete de la tarde, cuando junto a los alrededores de la Iglesia de Consolación, se escuchaba ya jaleo, del trasiego de personas que se acercaban, vestidas para la ocasión, al igual que los balcones y farolas engalanados para la efeméride. Quizás por la descripción que estoy haciendo parezca la crónica de un Viernes Santos tarde, pero se me ha olvidado decir que es 13 de Septiembre y los rayos de sol, aún caen con justicia.
Así en este ambiente, la Hermandad del Santísimo Cristo de la Paz y María Santísima del Mayor Dolor, celebraba el acto culmen, de cuántos previstos había en su calendario con motivo del centenario de la Hermandad (1908-2008). Podríamos decir centenario documentado, puesto que constan enterramientos de la hermandad, ya allá por el siglo XVIII.
De esta manera, la talla de Vicente Tena, María Santísima del Mayor Dolor, la única Virgen con diadema, de cuántas posesionan en nuestra Villa y cuyo palio, hacen del conjunto una de las estampas más sevillanas de nuestra semana santa, partía desde su templo de Consolación hasta la Plaza del Duque. Allí se celebro solemne Misa Pontifical presidida por su Emmo. Rvdmo. Cardenal Arzobispo de Sevilla, que dio comienzo algunos minutos pasados de la ocho de la tarde. Aún a esa hora, tímidos rayos de sol, iluminaban una plaza completa de fieles.

Cuando ya era noche cerrada en Osuna, María Santísima del Mayor Dolor, inicio su recorrido en procesión, enfilo por la calle la Huerta, para llegar a Plaza Mayor, por Tía Mariquita. Luego tras calle Sevilla, llegaría de nuevo a su barrio, por la calle Palomo y Navalagrulla. Y con la marcha Amargura llegaría a la calle Antequera, arteria principal del barrio, para llegar con la medianoche bien pasada, de nuevo a la Iglesia de Consolación. Quizás esta tardanza, hizo que le restara devotos para ver su llegada al Templo.
Destacar la falta de colaboración ciudadana de algún vecino que no quito su coche de la calle Antequera, con el deslucimiento para el transcurso de la Hermandad. Lamentar también que la autoridad municipal, no lo pudiera evitar con el servicio de grúa.
El acompañamiento musical corrió a cargo de la Banda Municipal de Osuna, que la noche antes estreno la marcha, La Pax en su barrio, compuesta por el joven músico ursaones, Daniel Maldonado Domínguez. El estreno se llevo a cabo en la Iglesia de Consolación, en el transcurso del pregón, que pronuncio José María Aguilar González y presentado por Emilio de Puerta Martínez-Arcos.
De esta forma brillante se ha cerrando este fin de semana, que también ha estado cargado de cultos con motivo de la festividad de Nuestra Señora de los Dolores.

Comentarios

Entradas populares