BUSCANDO UN MODELO DE CIUDAD (REFLEXIONES EN VOZ ALTA)

En Osuna, desde hace años se trabaja para crear un modelo de ciudad, que por unas u otras circunstancias, (las cuáles no vamos a entrar ahora en análisis pormenorizado), nunca llega. Nuestra localidad, depende en exceso de su actividad agraria, la cual solo genera empleo de manera temporal (Septiembre-Enero) y nadie duda que el futuro de la agricultura pasa por una mecanización de sus actividades y conllevara en la próximas décadas, a una disminución considerable de su mano de obra. Que por otra parte, es la única manera que la agricultura ursaonense sea competitiva, en un mercado que no es ajeno a la globalización y a la competitividad.

El tejido industrial que Osuna, lleva planteándose desde hace años, pero nunca llega a ser una realidad. La construcción de un gran polígono industrial sigue siendo un mero proyecto, mientras que localidades cercanas a la nuestra cómo Écija o Estepa, apostaron ya hace décadas por ello. Osuna carece de ofertar mano de obra especializada y vemos cómo jóvenes de la década de los ochenta, que son muchos de ellos, jóvenes con carreras universitarias tienen que emigrar de su ciudad, porque está aún no genera, empleo para ello. El sector de la construcción también será objeto de estudio en próximos artículos.
Algunos medios de comunicación de nuestra localidad, apuntaban a la apertura del Centro Comercial, permítanme la expresión como el “divino salvador”. No señores, un simple centro comercial, no va a dinamizar la economía de nuestra localidad. Si bien va a llevar a cabo una simple función de la cuál Osuna también andaba escasa, una fuente de ocio. Pero la viabilidad del centro comercial, también depende de que las cosas se hagan bien, porque de momento, pocos son los que apuestan, por su galería comercial. Y al que habría que impulsar, sería a nuestro comercio tradicional, el de las tiendas, el que da vida al centro y a otras muchas calles de nuestra localidad, que desde mi punto de vista se olvidan, como por ejemplo la calle esparteros o plaza Salitre. Y desde luego si apostamos por un centro comercial abierto, todo pasa por una gran aparcamiento y luego se podrá discutir sobre la peatonalización de nuestro centro urbano.

Y gracias que Osuna aposto en su día por consolidarse como ciudad de servicios, y se aposto fuerte por seguir la tradición sanitaria de nuestra localidad y se construyo nuestro hospital comarcal. Y se aposto también por la reapertura de la Antigua Universidad, retomando su función original, la docencia universitaria. Junto al turismo, hace que Osuna, no haya sido olvidada completamente y denegada al ostracismo. Pero Osuna, tampoco puede quedarse aquí parada y debe seguir trabajando para que nuestro modelo sanitario siga progresando, nuestra Universidad se incorporen definitivamente más estudios y hacia nuevos modelos de turismo, congresual, cultural o rurales, que sean alternativas serias, al turismo de Iglesias y museos.

Es por ello, por lo que el modelo de ciudad que se apueste en los próximos años, será clave para nuestras futuras generaciones de jóvenes ursaonenses. Si queremos una ciudad dinámica, comprometida, de mano de obra especializada o por una ciudad vieja, si seguimos en esta misma senda, sin crear puestos de trabajo para los jóvenes universitarios, que pese a su voluntad tienen que abandonar la ciudad.

Comentarios

Entradas populares