FERIA CON CRISIS Y TORTILLA DE PATATAS

La vida en Osuna, no se entendería sin su primavera cargadas de fiestas unas lúdicas otras religiosas, pero que desde luego marcan el devenir de la ciudad durante todo un año. Son 365 días, esperando a unas efímeras semanas, pero que desde luego no pasan inadvertidas. En unos casos, son muchos los meses de preparación a las que dedican nuestras Hermandades, para que la Semana Mayor luzca reluciente, siempre a merced del tiempo, pero se esmeran que sus titulares brillen con luz propias, con su ornamentación floral y todos sus enseres. Tras la Semana Mayor, todo se centra en nuestra Feria de Mayo, hermandades y asociaciones unen esfuerzo y trabajo para darle color al Real y recoger así algunos recursos económicos que luego den sus frutos en unos casos, como el de la hermandades en la Semana Santa y en otros casos, es una fuente de ingresos para las distintas asociaciones que instalan sus casetas en el Real.

Y entorno a la feria, reclamo turístico por excelencia, para vecinos de la comarca, para ursaonenses que vienen para vivir su feria y para transeúntes en general aclamados por el júbilo, la tradición, la tauromaquia o el intercambio de ganado, hacen de la feria que sea una fuente de ingreso, para el pueblo en la hostelería o restauración, así como para los hombres de la feria, que se buscan su vida de pueblo en pueblo y de feria en feria.

Todo ello llega en un año marcado por la cruenta crisis económica que atraviesa el ciudadano español y los vecinos ursaonenses no somos ajenos a ellos. Pero cómo decimos estos días efímeros que luego pasan velozmente, no pasan inadvertidos en nuestras vidas, y es por ello que muchas ursaonenses dedican parte de sus ahorros para gastarlo en estas fechas y lo hacen de la forma tradicional (en la hucha de barro). Este año sin duda, estos ahorros no pasan por sus mejores momentos, pero si algo tiene la feria, es que hace olvidar en parte las penas y por ello hemos titulado este articulo Feria con crisis y tortilla de patatas, si no tenemos para jamoncito y gambas, tendremos por lo menos para rebujito y tortilla de patatas. Ojalá que así sea y disfrutemos y ahoguemos un poco las penas, con manzanilla de la tierra.

Comentarios

Entradas populares