ZUMO DE LIMON

A dos años vistas de las próximas elecciones municipales, (estamos por lo tanto en el ecuador electoral) el pacto PSOE-IU parece definitivamente romperse. Durante estos dos años, la inestabilidad ha sido la tónica predominante. Ya desde el pleno constitución de nuestro Ayuntamiento todo lo hacia presagiar, en aquella ocasión, Rosario Andujar se proclamaba alcaldesa, sin contar con la presencia de los concejales de Izquierda Unida.

Por aquellas fechas la coalición de izquierda se encontraba en un enfrentamiento interno, intentando dilucidar si optaban por coaligarse en el Gobierno o sentarse en las banquetas de la oposición. Los dos primeros cabezas de lista de está coalición, abandonaron el barco y dejaron a Izquierda Unida casi a la deriva. Todavía estaba reciente la anterior legislatura dónde la coalición socialista, fue el azote que castigo con crueldad el gobierno, que por aquellos entonces era liderado por Izquierda Unida en solitario.Finalmente Izquierda Unida opto por apoyar a su socio natural y gobernar junto con ellos nuestra ciudad. Pero esto de la política es como los amores, después hay que saber convivir. Y eso a PSOE-IU le ha resultado difícil. Ya hace aproximadamente un año, el pacto quedo en entredicho, y a punto estuvo de romperse. Pero en aquella ocasión se salvaron las diferencias. En esta ocasión parece que no va a tener final feliz, el asunto: Las Turquillas y el campo de golf.

Pero siguiendo con nuestro símil, como en las rupturas sentimentales hay que escuchar las dos partes y desde filas socialistas se apunta a que corresponde a una acción planeada desde la dirección provincial, de la coalición de izquierdas, en represalia a la moción de censura de la Algaba. Aún se le podría poner más ácido a esta situación si apareciera un tercero en discordias. Pero eso el tiempo lo dirá. Desde aquí lo que queremos que se apele a la responsabilidad y que Osuna, no sea la perjudicada.

Comentarios

Entradas populares