SINGULARIDADES DE NUESTRA SEMANA SANTA

Queremos recopilar en este articulo algunas de las singularidades de nuestra Semana Santa, que la hacen diferentes a las del resto de Andalucía y de España, y por estos y otros motivos hicieron que fuese declarada de Interés Turistico Nacional de Andalucía en el año 1999.

El Domingo de Ramos, es el día cuyo protagonista son los entusiastas niños, que desde primera hora de la tarde, se agolpan a la puerta del templo, para acompañar a los tres titulares de la Hermandad del Dulce Nombre y en especial la del Niño Jesús perdido en el Templo, cuyos costaleros son niños, aunque vayan ayudados de ruedas.
El singular palio de la Esperanza, hace que el Martes Santo, sea distinto. La imagen de Vicente Tena, desfila sobre su singular paso y palio, que hace que se le conozca, como la “virgen de los perritos”. Junto a esta imagen desfila procesionalmente, Jesús Cautivo, aunque su antigua advocación, que ahora se pretende recuperar por parte de la hermandad, “Cristo del Portal”, es una advocación única.
Y el Miércoles Santo, preciosa es la bajada por la Cuesta de los Cipreses, del Misericordioso de Juan de Mesa. En el paso por la Plaza de la Encarnación, se ilumina la noche, con la luz de los cirios que portan los vecinos.

De la madrugada del Miércoles Santo, llegamos al Jueves Santo, día en el que Jesús de la Humildad y la Virgen de la Soledad, se encuentran en los cantillos del Carmen, en el barrio de los esparteros. Y en otro barrio, en el de la Merced, esperan la llegada de sus imágenes, Jesús Caido y la Virgen de los Dolores.
Pero es en la madrugada del Viernes Santo, cuando vecinos e hijos de Osuna, que recorren miles de kilómetros, se aglutinar con el poder de la fé, para llegar a la salida de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores, las dos únicas hermandades, que mantienen en el tiempo, hacer estación de penitencia, hasta la Insigne Iglesia Colegial de nuestra localidad. Por la noche, llega el dolor, con la hermandad de la Quinta Angustia, con su singular exorno floral, 365 calas, por cada día del año. El palio más sevillano, el de María Santisima del Mayor Dolor, llega en la noche del Viernes Santo desde el barrio del Consolación.

La Hermandad del Santo Entierro, nueva en su reorganización, pero uno de las más antiguas en su fundación original, destaca por su buen hacer en los cortos años de vida que lleva aún.
Destacar por último el hecho de que la mayoría de nuestra imágenes son portadas a hombros, hecho único, y que hacen de la nuestra una Semana Santa diferente, que se mantiene señorial y con sus tradiciones en el tiempo.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
la virgen de la Esperanza es de Vicente Tena, no de Juan Tena.

Entradas populares