DULCE NOMBRE DE JESÚS

En una gran tarde de Domingo de Ramos, la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús pudo realizar su Estación de Penitencia, sin tener que mirar hacía el cielo. La joven cantera cofrade arropo a esta humilde Hermandad, que estrenaba el labrado de la canastilla del paso de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalen, que se convertira en unos años, en una majestuoso paso de Misterio. Nuestra Señora de los Desamparados lucía exorno floral rosa y miraba con anhelo su Templo de Santo Domingo, en la revirá hacia calle Gordillo.

Comentarios

Entradas populares