ORÍGENES DE LA SEMANA SANTA (I): REPRESENTACIONES

Los rituales que han conformado tradicionalmente la Semana Santa han sido dos: las representaciones y las procesiones. Ambos tipos de ceremonias surgen en la Baja Edad Media, en numerosos lugares de la península, no siendo excluyente entre las costumbres de la época, conviven hasta el siglo XVI. Es a partir de este siglo cuando las estaciones de penitencia van ganando en importancia, consecuencia del impulso de los estamentos políticos y sobre todo religiosos.
Hasta entonces las representaciones habían ganado en importancia, y se llevaban a cabo en las tarde de los jueves y viernes santos, inspiradas en fragmentos evangélicos. De estas representaciones se tienen ya constancia en el siglo XIII. Esta era una buena forma de hacer catequesis en una sociedad de gentes sencillas y poco instruidas. Estas representaciones llegan a ganar mucha importancia sobre todo en algunos lugares del levante peninsular.

Estas representaciones teatrales que escenifican los momentos más representativos de la vida de Jesús se siguen realizando en muchos pueblos españoles y en la actualidad adquieren una mayor importacia en los países de habla hispana como México o Venezuela. Todas estas representaciones en la actualidad están enfocadas especialmente al turismo. Caso curioso de convivencia de procesiones y representaciones, como se daba en el siglo XIII, es la Semana Santa de Puente Genil, dónde desfilan junto a la procesiones representaciones de figuras bíblicas.

Comentarios

Entradas populares