OSUNA: NATURALEZA ABIERTA

Las continuas lluvias que se vienen produciendo desde el pasado mes de diciembre, nos están proporcionando imágenes que para muchos estaban olvidadas. En los campos se estan recuperando estampas inusuales que en los últimos años no recordabamos. Se están recuperando cauces de arroyos que hace algunos años iban completamente secos y en el campo se ve un verde, que no se recordaba. Bien es verdad que estas aguas también están dañando a muchos de los denominados cultivos de invierno, especialmente el trigo en zonas sensibles a inundaciones. Pero sin duda puede ser el principal aval, para garantizar el éxito de los cultivos primaverales.

La zona endorreica y de lagunas, la comprendida en el tramo de carretera Écija, permite ver kilómetros de lagunas. Mientras que en las viñas y la Gomera luce un verde especial. Es especialmente por estas zonas dónde corre aguas por arroyos olvidados y presente en la memoria de muchos de nuestros mayores, que le permite recordar viejos momentos.
El periodo de sequía que vivíamos en años anteriores para muchos era consecuencia del cambio climático, pero hay momentos en la historia de Osuna que cabe recordar que no todo es consecuencia de este fenómeno. Porque en la historia ducal de nuestra ciudad se recoge que allá por el siglo XVIII y en concreto en el año 1727, la imagen del Cristo de la Misericordia, procesiona por primera vez por las calles de nuestra ciudad, siendo portadas por capellanes tras el canto del Miserere en rogativa para que lloviera.

Desde Diciembre a la fecha se han recogido en nuestro término municipal casi 700 litros de agua, cantidad que a duras penas, se recogía a lo largo de un año en nuestro municipio.






Comentarios

Entradas populares