EL TOREO SE HIZO ARTE, CON MORANTE DE LA PUEBLA

La Feria Taurina concluyo siendo un auténtico éxito en lo artístico y en la buena acogida que han tenido los festejos por parte del público, registrando una de las mejores entradas de los últimos años.

La novillada picada del Viernes registro la entrada más pobre, en una tarde muy fría y con cuarto de entrada en los tendidos. Bueno fue el ganado de Hermanos Garzón, pero los novilleros no estuvieron a la altura. O bien los novillos fueron castigados en exceso en el tercio de varas o las malas briegas de la cuadrilla, los novillos llegaron sin fuerzas al último tercio. El mal manejo de los aceros también impidieron triunfos mayores. José Luis Villalba mostro poco, recibió dos avisos en su segundo y una fuerte voltereta. Dio una vuelta al ruedo innecesaria. Pablo Belando mostro al menos ganas (oreja en su primero y petición con bronca presidencial por no concederla en su segundo) y el mexicano Silveti demostró lo más torero de la tarde en el último de la corrida, el mejor novillo del encierro (una oreja en un novillo de dos orejas)

Con cuarto de entrada y en tarde más calurosa el festejo del Sábado fue un auténtico éxito en lo artístico. Morante bordo el toreo en su segundo, calmado, sin prisa, con elegancia, con parsimonia, con estilo, con la sensación que el tiempo no corría. Dos orejas muy merecidas. Morante estaba comprometido con la causa desde el principio y no decepciono. Tres orejas en el cómputo global. Cayetano en su tercera comparecencia en el Coso del Paseo de San Arcadio demostró por primera vez al público Ursaones su valía como torero y no se mostro tan apático como en las otras tardes que hizo el paseíllo por nuestra Plaza. Le toco en liza, el quinto de la tarde, un toro de bonito pelaje que fue de menos a más, que no paro de embestir y que fue el mejor toro de la Feria. También tres orejas igual que Ángel Luis Carmona, pese a tener el peor lote del festejo. Su primero fue el toro que tuvo más brío y de faena más complicada y su segundo se empezó a quedar corto muy pronto. Pese a todo mostro ganas y aptitud. Al final el mayoral y los tres toreros por la Puerta Grande.

Y llegamos al Domingo de Feria, en tarde muy calurosa y casi lleno en los tendidos. Cuando se traen buenos carteles la gente responde. Bueno el ganado de Benítez Cubero y Ventura, esta vez sí estuvo a la altura, tras la decepcionante corrida del pasado año. 4 orejas y dos rabos, Hermoso dos orejas y Juan Manuel Cordero que tomaba la alternativa, oreja y oreja.

Comentarios

Entradas populares