A TORO PASAO

Concluyo ya nuestra Feria de Mayo. Y es tiempo de hacer reflexión, hacer bagaje de lo ocurrido. Aunque estos días estamos atravesando la primera ola de verano, pasamos mucho frío sobre todo los primeros días de Feria. Este hecho unido a la crisis hizo que las personas que bajaron el Real fueran menos. No obstante quiero destacar el buen ambiente vivido en el Recinto de Casetas, durante los días de Feria. Verdaderamente de llenos. En el apartado de consumo, serán los empresarios los que tengan que sacar sus conclusiones. Quizás la noche, si es verdad haya estado más apagada y en las primeras horas de la madrugada, el ambiente Ferial lo acusaba, con la sensación de vacío. En el apartado taurino, las crónicas hablan de que se han registrado buenas entradas. En el aspecto televisivo, buena ha sido la cobertura en analógico desde la televisión municipal, pero quizás acusado el protagonismo de los políticos, impropio, tratándose de temas, que no debían de ser abordados en la Feria. Este año nuestra Feria será recordada, como la Feria de la fuente (por aquello de la inauguración de la fuente de delante de la Portada en los días previos)

Por otro lado, se ha puesto de moda, también entre muchos vecinos de la localidad, el marcharse estos días a la playa. Pues bueno, es una decisión respetable. Pero que la conclusión que obtenemos es que se le hace un flaco favor a nuestro pueblo, pues una Feria como Osuna, tiene que sentir el apoyo principalmente de sus paisanos. Aunque en verdad, esta población que emigra, es un pequeñísimo porcentaje. Lo que me pregunto, es porque lo hacen. ¿Por ahorrar? Pues sencillamente no lo creo, porque pasar cuatro días en la Playa una familia de tres o cuatro personas, no es tampoco nada de barato. No creo que se consiga mucho ahorro, y para la playa hay tiempo porque el verano es muy largo.
Bueno por último, parece que fue ayer, pero desde el año 2000, la Feria ya se encuentra ubicada en su nuevo recinto Ferial. Y el debate sigue en la calle, ¿la antigua Feria era mejor que esta? La antigua Feria, gozaba del sabor añejo de la Feria de los pueblos. Y era bonito, como se podía disfrutar de casetas instaladas en los zaguanes de las casas de Alfonso XII. Pero la Feria tenía que pasar a la modernidad y reubicarse de forma organizada. Lo que quizás es verdad, que el Parque está triste sobre todo durante las noches de Feria y quizás hubiese que buscar una forma de animar este paseo.

En conclusión, podemos decir a toro pasao, que la Feria durante este año 2010 ha disfrutado de buen ambiente, buena animación sobre todo en las mañana y que sigue siendo referencia para todos los pueblos de la comarca. Quizás el frio que se ha vivido, con noches de invierno, no nos han beneficiado, pero en definitiva podemos decir que la bicentenaria Feria Ducal, sigue gozando de buena salud. Y destacar el buen acierto de la recuperación y ya diríamos consolidación de la Feria Agro-ganadera.

Comentarios

Entradas populares