ADIÓS A LA MONUMENTAL

Con el cierre de la Monumental en Barcelona, se ira tras de sí, casi un siglo de historia taurina en este albero barcelonés. Pero la historia taurina de Barcelona, va mucho más atrás en el tiempo. Esta ciudad llego a compartir hasta tres cosos taurinos, la Plaza de Torín (1814) también conocida como la de la Barceloneta y la Plaza de las Arenas (1900). Y la propia Monumental, se convierte en uno de los cosos más importantes de España, en la década de los cincuenta, viendo torear a los principales matadores de la época y con la misma importancia, que las Ventas o la Maestranza.

Ahora los políticos catalanes, resguardándose en la farsa “animalista”, pero con un trasfondo nacionalista, han prohibido la celebración de festejos taurinos en Cataluña. Convirtiéndose así en la primera comunidad autónoma, que lo hace, pese a que desde los foros políticos catalanes y anti taurinos, se dijera que Canaria también. (Se refieren a la Ley 8/1991 de 30 de Abril, que en ningún caso prohíbe los toros en Canarias).

Esta prohibición curiosamente la firma un Presidente taurino, pero como Pilatos, se lavo las manos, asegurando que en la sesión de votación el voto en contra de la prohibición. Con ello, no sólo se prohíben los toros, sino que va tras de sí, la perdida de cultura, de empleo, de turismo, de tradiciones… Se vuelven inquisidores, prohibiendo manifestaciones culturales, y no se le deja al ciudadano la libertad de acudir si lo desea a festejos taurinos. Para los anti taurinos una victoria, que querrán llevar a otros puntos de España, pero en cualquier caso no se van a encontrar con políticos faltos de personalidad y que quieran escudarse en la causa nacionalista, para prohibir la fiesta nacional. Porque la fiesta sigue estando viva, y se demuestra en las distintas ferias que hemos tenido a lo largo del verano, en distintos puntos de España: la feria de María Pita en A Coruña, la reciente Astena Agusia en Bilbao, o las ferias de Santander o Málaga, como ejemplo.
Cuando decimos que la prohibición es por motivos nacionalista y no animalista, es argumentado, por la no prohibición de los corre bous, sino con que salen en defensa de los mismos. ¿Aquí no sufren los animales, quizás? Pero esto lo argumentan como una fiesta catalana, pero se equivocan, porque se trata de una tradición tan mediterránea y Española, como la fiesta de los Toros.
En esta fiesta-ritual, el toro fruto de la evolución y de la bravura de la especie, no sufre más que un cordero o una ternera en el matadero. Además a diferencia de ellos, tiene el derecho a defenderse y a matar a su oponente. Y a volver a la dehesa, a su campo, a su casa, si muestra la bravura que se le exige en la plaza, con el transfondo de la nobleza propia de este animal.

Esperemos que este adiós a la Monumental, sea simplemente un hasta luego y que el pasadoble vuelva pronto a sonar. Por estos motivos son loables las iniciativas que se han tomado desde distintos foros taurinos en distintos puntos de España, así el Circulo Taurino de Osuna, también ha sido pionero en esta iniciativa.

Comentarios

Entradas populares