Vía Crucis del Lunes Santo

Apenas una hora antes del inicio del Vía Crucis, caía un intenso aguacero sobre nuestra localidad, que hacía presagiar que no se iba a poder celebrar. Pero nada más lejos de la realidad, porque el cielo cubierto hasta entonces se despejo y Jesús de la Humildad pudo posesionar en su particular procesión en andas.

Uno de los momentos más emotivos se vivió en el Convento de las Hermanas de la Cruz. En el interior de la Iglesia los ancianos que residen en la Residencia esperaban sentados a Jesús de la Humildad y este quedo arriado frente a Santa Ángela de la Cruz. Tras ello reanudo su recorrido hasta el Convento de los Padres Carmelitas.

Destacar la solemnidad con la que se celebra este Vía Crucis, cuyo recorrido suele alternar entre las distintas calles del barrio de los Esparteros.

Comentarios

Entradas populares