Insigne Iglesia Colegial Santa Maria de la Asunción

Su construcción se inicia a instancia del IV Conde de Ureña, don Juan Téllez Girón en el año 1531, sustituyendo a la antigua iglesia medieval, denominada Iglesia del Castillo. En 1534, con la obra ya iniciada, se obtiene la bula del Papa Paulo III permitiendo la implantación de una colegiata, dotada con un cabildo compuesto por un capellán mayor y ocho capellanes de coro.

Hacia 1540 la obra esencial de este templo renacentista estaba terminada, un amplio salón de tres naves, torre y varias portadas, la principal al frente, de líneas platerescas. Destacar la espléndida portada central o “Puerta del Sol”. Todas las portadas se labran en el momento inicial y tienen una composición arquitectónica próxima a la obra de Diego de Riaño.

La torre del eje izquierdo de la fachada se levanta en 1918, sustituyendo a una antigua torre que es destruida por un rayo.

En cuanto al rico patrimonio mueble de tipo renacentista conservado en el interior de esta colegiata, hay que destacar el retablo mayor, del siglo XVIII, la talla de Cristo de la Misericordia de Juan de Mesa, de 1623, y la Crucifixión de José de Ribera, El Españoleto. En torno a la sacristía, se exhibe una preciosa colección de imágenes, tablas flamencas, orfebrería y bordados y las pinturas de la “Alegoría de la Inmaculada” de Esturnio, “El Entierro de Cristo” de Roque Balduque o la “Anunciación” de Gerard Wytel de Utrecht.

El Patio del Santo Sepulcro, una joya del plateresco y que da acceso a la fantástica capilla subterránea en la que se encuentra el Panteón Ducal, datable hacia 1545, y cuya parece que fue ejecutada baja la dirección de Martín de Gaiza (aparejador de Diego de Riaño). Convirtiéndose en uno de los conjuntos funerarios más representativos del nuevo estilo clasicista y de la mentalidad humanista de las casas señoriales de Andalucía.

Comentarios

Entradas populares