Aprobada la reforma laboral

"Lo que nosotros queremos en que no haya despido" - Fátima Blañez - Ministra de Empleo y Seguridad Social

El Gobierno finalmente aprobo la prometida reforma laboral. Una vez más en España se aprueba una reforma sin consenso entre los agentes sociales. Lo que resulta curioso, o no tanto, es la interpretación que se hace de la reforma por parte de la patronal y sindicatos.

La reforma no es tan novedosa como en un principio se podría intuir. En el aspecto contractual no se avanza hacía el contrato único, sino es más se amplia la telaraña de contrato existentes. La principal novedad, el abaratamiento del despido, aunque tampoco es tan novedoso porque la anterior reforma ya lo abarato. El principal aspecto es el despido procedente por causas objetivas. La empresa puede alegar motivos económicos para acogerse a este despido, aunque en cualquier caso lo tendrá que determinar un juez, pagar tan sólo 20 días por año trabajado con un máximo de dos. El procedente baja de 45 días a 33.

Otra novedad es el nuevo modelo de formación inspirada en el modelo alemán y que resta por ver si tiene impacto positivo en España. Pero hasta ahora sólo hemos hablado de facilidad en el despido (flexiseguridad), también se contemplan medidas favorables a la contratación. En especial en el caso de autónomos y pymes de menos de 50 trabajadores, podrán contratar a trabajadores menores de 30 años y beneficiarse las empresas de incentivos fiscales. Aunque aquí aparece otro factor y es que los trabajadores con prestación por desempleo podrán compatibilizar esta con el sueldo.

En cualquier caso estas medidas no van a resultar efectivas sino va acompañado de un crecimiento económico de entorno al 2%. Sólo así se va a crear empleo, las medidas por si misma no tienen resultado efectivo. Las facilidades al despido se convierte en un arma de doble filo y aquí va a intervenir de pleno la honestidad del empresariado. Si este se acoge a esto el resultado puede ser aún más catastrófico. En el desarrollo de la reforma tampoco se ataja definitivamente el problema de los convenios colectivos, aunque si se le da un mayor protagonismo al empresario frente al trabajador.

Los sindicatos tachan a esta reforma hasta de inconstitucional (aunque esto lo tendrían que demostrar), la patronal en especial la de pymes y autónomos la ven con buenos ojos aunque aún incompleta. Es verdad, que las medidas más beneficiosas van encaminadas hacía este colectivo, que por otra parte es el mayoritario en España. Tras haber aprobado la reforma financiera y la laboral, aún queda la Ley de Emprendedores prometida por el Gobierno para enmarcar todas las medidas de carácter laboral.

Únicamente el tiempo demostrara si esta reforma resulta efectiva y consigue los resultados deseados, que no es otro que bajar la tasa de desempleo que triplica a la tasa germana y se convierte en una de las más altas de la UE. Sí es verdad, que las medidas aplicadas si son muy pro-business, aunque tampoco se ha dado el paso definitivo para aprobar una medida que conlleve mayor simplicidad. También se hecha de menos un guiño al trabajador y que este se vea beneficiado de los resultados productivos de sus empresas, como está en el modelo germano y japonés y que busca una mayor implicación del trabajador.


- La tira económica
by Aprendiz de Brujo -

Comentarios

Entradas populares