Iglesia de San Agustin

Su construcción es iniciada a finales del siglo XVI y constituye el ejemplo más claro de iglesia jesuita que existe en nuestra localidad. La portada principal presenta un arco de medio punto entre columnas adosadas y acabado en hornacina con un pequeño San Agustín.

De su interior destaca el retablo, obra de Jerónimo Balbas realizado entre 1709 y 1712. En su interior destacan las imágenes que llegaron desde el desaparecido Convento de San Francisco, Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, la talla más antigua de nuestra localidad y el Santo Cristo del Portal. La Virgen de la Esperanza de inicios del siglo pasado. También destaca una talla de la Virgen Embarazada y la imagen de Santa Rita de mucha devoción en nuestra localidad. La talla del Cristo de la Sangre, de mucho devoción en tiempos pasados.

La Iglesia fue restaurada en la última década del siglo pasado y volvio a recuperar el esplendor perdido debido al paso de los años y al mal estado de conservación que se encontraba. Junto a la Plaza, conserva un marco inigualable de nuestra localidad.


Comentarios

Entradas populares