La Feria de los Currantes

Quisiera que sirvieran estas líneas para homenajear a todas aquellas personas que se dedican con su esfuerzo y sudor a que salga adelante una ciudad, efímera pero una ciudad, como es nuestra Feria de Mayo. Apenas dura cuatro días, pero cuatros días intensos en los que la población se traslada a las calles del Lejío y además recibe a los numerosos vecinos de localidades cercanas que nos visitan.

Como tal ciudad, tiene que estar dotada de una red de saneamientos públicos, tomas de agua e iluminación. Una ciudad que se levanta con toldos de colores rojos y blancos y verdes y blancos. Se adorna con lo mejor de cada casa, con sus farolillos, cuadros y demas menesteres. Tiene que estar engalanada para recibir a cuántas personas lo deseen, porque son casas que tienen sus puertas abiertas al público.

En ella se cocinan los manjares de la tierra y del mar. Se hace el típico pescaito frito o el pinchito que en Osuna tiene personalidad, el pinchito del piana. Todo ello regado con los mejores caldos de la tierra, vino fresquito, cerveza, refrescos y mucho rebujito! Pero que mucho rebujito, porque aquí se sabe beber y se sabe bailar con estilo de nuestras gentes y la personalidad de nuestra localidad.

Pero para que todo esto salga adelante muchas personas hay detras, muchos currantes de pico y pala. Pintores, fontaneros, albañiles, carpinteros, electricistas, cocineros, camareros y otros tanto que me dejare atrás. Muchos trabajan antes, otros el durante y otros muchos para lo que viene detras, el desmontar. Son personas que dejan sus casas y se dedican en cuerpo y alma para dotar de vivacidad a una ciudad de quita y pon, una ciudad que sólo dura cuatro días, pero días de verdadera intensidad.

También los que velan por la seguridad, aquellos que nos apagan los fuegos si se producen, los que nos atienden sí estamos enfermos. A todas esas personas sirvan estas líneas de humilde homenaje. No olvidarme de todos aquellos que se buscan en pan de ciudad en ciudad, con sus atracciones, con sus puestos ambulantes, con sus trapecios y malabares, los que cantan, hacen magia y aquellos que nos hacen reír...

Disfrutemos de estos días, disfrutemos de estos momentos. Cada uno en función de nuestras posibilidades, vivamos la feria a nuestra manera, pero siempre respetando a los demás. ¡Feliz Feria!

Comentarios

Entradas populares