Sobrio desfile procesional en el recogimiento de la noche

A las cuatro de la madrugada quedaba arriado el paso del Santísimo Cristo de la Misericordia en la Insigne Iglesia Colegiata. Antes el cuerpo de nazarenos perfectamente formado, ilumino con cirios color tiniebla, la llegada del Señor. Los estandartes y guiones de la Cofradía, ocupaban la frontal del Altar Mayor. La imagen de Cristo portentosa y sobria, solamente acompañada por cuatro hachones.

Con la pedida de la venía en la Iglesia Colegiata y el redoble de tambor iniciaba estación de penitencia por las calles de nuestras localidad la Corfradía de la Misericordia. Mucho público es el que se congrega en la primera parte del recorrido de la Cofradía. La mayoría respetuosos y guardando en buen orden, el silencio y recogimiento de la hermandad.

Siempre bello es el paso de la Cofradía por el barrio de la Rehoya cuyos vecinos iluminan también el paso del Señor, con velas encendidas. Pasada las 2 de la noche, llegaba el paso de Cristo a Carrera Oficial y quedaba arriado a la altura del Palco del Consejo. Palco que estaba presidido en la noche de ayer por las Hermandades de Consolación y Santo Entierro.

Luego la Cofradía iniciaba el recorrido de vuelta, con mucho mayor recogimiento por las estreches y calles empinadas de Luis de Molina y Abades. Quizás en el debe de la hermandad, que el cuerpo de nazarenos quedo muy estirado al paso por estas calles, pero que sin duda alguna, no desluce uno de los más bellos desfiles procesionales de nuestra localidad.


Comentarios

Entradas populares