De Osuna a Santiago

En fechas recientes hice un viaje hasta la ciudad de Santiago Compostela. Allí me quede entusiasmado, con la actividad que se desarrolla entorno a la imagen de Santiago que recibe culto en la Catedral compostelana. Pese a que mi viaje lo lleve a cabo en el mes de Marzo, dónde hay un menor número de peregrinos, no impidió que me diera cuenta que es una ciudad que vive por y para el peregrino, con una gran cantidad de tiendas de souvenirs, restauración y muchos hostales para acoger a las tantísimas personas que visitan la ciudad.

Me sorprendió la oscuridad que desprende las calles del centro urbano, la mayoría de ellas de piedra oscura, que dista mucha de la claridad que proporcionan las casas blancas de nuestra ciudad. Calles estrechas y empinadas y muchas Iglesias a escasos metros unas de otras. Una gastronomía también muy particular basada en la exquisitez del marisco, siendo el pulpo su plato estrella y todo ello regado por vinos de la tierra. El sonido de la gaita por sus calles le otorga un carácter romántico a tan enigmática ciudad

A mi vuelta me quede entusiasmado y con ganas de volver a Santiago en un futuro y poder realizar el Camino, algo que en esta ocasión no puede realizar. Es por ello por lo que empece a indagar e investigar un poco más sobre las rutas jacobeas que llegan a la Catedral. Caminos que han sido forjados a lo largo de la historia, desde el siglo IX, fecha en la que el rey Alfonso II el Casto, marchará desde la capital de la corte ovetense hasta la recién descubierta supuesta tumba de Santiago, convirtiéndose así en el primer peregrino jacobeo. Estos caminos se convirtieron también en rutas comerciales y culturales, los cuáles han llegado hasta nuestros días.

Entre estas indagaciones que fui llevando a cabo, me sorprendió que Osuna también formaba parte de estas rutas jacobeas. Así Osuna es punto de partida, de una de las etapas de la ruta Antequerana, que une la ciudad malagueña con la capital sevillana. Aquí enlaza con la ruta de la plata, que sí se trata de uno de los principales caminos que desde la antigüedad, fue forjado por caminantes, comerciantes y peregrinos. Estos caminos son conservado por muchas asociaciones que existen a lo largo de España y que se encargan de la conservación de este importante patrimonio cultural. Sería bonito que desde las instituciones de nuestra ciudad, se fomentara y se diera a conocer también esta ruta, que pueden ser atractivas para muchos turistas y que sin duda sería otro escaparate más para nuestra localidad.

Comentarios

Entradas populares